Monday, January 30, 2006

CUANDO EL FANTASMA DEL FRACASO....


Para todos lo que discurrimos por esta vida como en fugaz vuelo, sabiendo que es solo un tránsito, que el destino esta más allá de lo que ahora avizoramos y para esas horas en que nos embarga el desaliento por temor al fracaso... les obsequio un pequeño cuento, que nos anime y nos haga sonreir con renovada confianza.



El Vuelo de la Flecha


El Arquero la había elegido sin vacilación y observando rápidamente que la punta tuviese aguzado el extremo y que las plumas del final estuviesen uniformes, colocó su extremo sobre la cuerda, la tensó con resuelto ademán y luego su mirada buscó el distante blanco…….

En ese fugaz instante previo al raudo vuelo, acudieron recuerdos e imágenes en tropel, sabía que la madera se eligió cuidadosamente, que recibió el tratamiento adecuado para que no tuviera desviaciones tardías que estropearan su impecable rectitud, que asimismo la dura punta, pacientemente aguzada, formaba un solo cuerpo junto con las gráciles plumas que le ayudarían a mantener el rumbo; sabía asimismo, que el poderoso brazo proporcionaría la energía que requería el vuelo…sin embargo, le inquietaba pensar en que talvez un repentino cambio en la velocidad del viento, que algún otro objeto de vertiginoso vuelo podría interceptarla, que en fin, algo imprevisto evitase que diese en el blanco.

Había observado como muchas saetas llevaron suerte dispar, algunas luego del vigoroso impulso recibieron la clamorosa aprobación del objetivo cumplido pero otras, casi a continuación y en las mismas condiciones, no tuvieron igual fortuna. Permanecía en su memoria la mañana en que aquel aguilucho al ir persiguiendo su presa con arriesgadas evoluciones ingresó de pronto en el área de tiro y fue golpeado, como en un acto de inexplicable misericordia y justicia, por la flecha que tenía otro destino.

Por eso y sintiendo que ya empezaba a surcar el aire, subía un silencioso clamor de su mente: “que Tú hayas considerado todos los pormenores de mi vuelo, que Tu vigoroso impulso no me falte, que pueda llegar sin obstáculo donde Tú me has enviado, para que mi logro sea en Tu Honor y Tu Gloria”

Y el divino Arquero, que conoce el pensamiento de todas sus saetas, sonrió benigno y dijo: "Así sea".

5 Comments:

Blogger TONY said...

Precioso y conmovedor... Gracias por el obsequio y porque es valioso para nosotros saber que tenemos un blanco al cual proseguir, con empeño pero con confianza...

Muchas gracias otra vez, un cariñoso saludo!

10:52 AM  
Blogger Lacosteant said...

Con el mismo afecto te digo que me alegra te haya gustado el cuentito, de paso te recuerdo algo que con seguridad lo sabes también: "..y sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón porque de él mana la vida."

Dios te guarde.Un abrazo.

6:19 AM  
Blogger Topacio said...

De este puentecito podemos sacar varias interpretaciones. Gracias Lacosteant por compartirlo con nosotros.

Un abrazo.

8:00 PM  
Blogger Lacosteant said...

Querida Topacio: No sabes cuanto me gusta esa pequeña confusión entre "puentecito" y "cuentecito"; convencido que nada pasa porque sí, hago votos porque sea un vínculo que nos enriquezca con sus interpretaciones, tantas como sugería la imágen de uno de tus poemas (¿Recuerdas?). Un afectuoso saludo.

11:31 AM  
Blogger Topacio said...

Jajajaja. Es cierto Lacosteant: ¡Vaya equivocación más tonta! Sin duda en algún puentecito estaba yo pensando, tal vez en el que nos hace cruzar del miedo y la inseguridad a la confianza en nosotros mismos, con la certeza de que lo conseguiremos. Claro que recuerdo bien aquella imagen y la interpretación que diste al texto porque captaste bien su esencia. Me gustó mucho leer tu comentario. Gracias por tomarte así mi equivocación.

Un afectuoso saludo.

7:31 PM  

Post a Comment

<< Home